powered by
Sus asesores en family offices
¿La reubicación en el Reino Unido contribuye al logro de sus objetivos?
Aproveche los conocimientos y experiencia práctica
  de un asesor patrimonial líder en su campo
El Reino Unido ofrece un ambiente cosmopolita
  para la familias internacionales
FOSS ofrece asistencia independiente
  e imparcial en materia de cambio de país de residencia

Trasladarse a Inglaterra (Reino Unido)

Durante décadas, Londres, Inglaterra, ha sido uno de los lugares favoritos de las familias acaudaladas para cambiar de residencia. Londres ofrece estabilidad política y económica, excelentes servicios de salud, escuelas y universidades de renombre mundial, fácil acceso a servicios financieros y un ambiente cosmopolita que es difícil de encontrar en ninguna otra parte del mundo.

Inglaterra tiene, además, un muy atractivo sistema de tributación no domiciliada disponible para los extranjeros que se reubican en ese país; ésta es una razón más para elegir a Inglaterra como lugar de residencia para las familias adineradas.

¿Tiene preguntas?

Contáctenos en:

+41 58 819 65 50
info@switzerland-family-office.com

Continúe leyendo o contáctenos ahora para más información.


Contenido:

  1. Historia de Inglaterra (Reino Unido)
  2. Gobierno y economía del Reino Unido
  3. Impuestos en el Reino Unido
  4. Tratamiento fiscal especial para los extranjeros que se reubican en Londres o en otro lugar del Reino Unido
  5. Beneficios de vivir en Londres
  6. Visas y permisos de residencia
  7. Cómo convertirse en residente en el Reino Unido
  8. La ciudadanía en el Reino Unido
  9. Salir de su país de residencia y trasladarse a Londres
  10. Dar el paso


Historia de Inglaterra (Reino Unido)

Inglaterra es parte del Reino Unido de Gran Bretaña e Irlanda del Norte (en lo sucesivo el "Reino Unido"). Gales, Escocia e Irlanda del Norte también forman parte del Reino Unido.

Inglaterra ha sido un estado soberano desde el siglo X. En aquel entonces se le conocía como el Reino de Inglaterra. A finales del siglo XIII de hecho también incluía la mayor parte del Principado de Gales. Desde el punto de vista jurídico, Gales se convirtió oficialmente en parte del Reino de Inglaterra en la primera mitad del siglo XVI. En Escocia en 1706 y en Inglaterra en 1707 fueron aprobadas sendas Leyes de la Unión que unieron a los reinos de Inglaterra y Escocia en el Reino Unido, llamado el Reino de la Gran Bretaña. En aquel momento ya tenían la misma monarca, la reina Ana.

Algo similar ocurrió en el año 1800 cuando el Reino de Gran Bretaña y el Reino de Irlanda aprobaron leyes similares para su unión; y en 1801 se formó el estado soberano del Reino Unido de Gran Bretaña e Irlanda del Norte, hoy en día conocido comúnmente como el Reino Unido o la Gran Bretaña.

El Imperio británico

En los siglos XVIII y XIX el Reino Unido floreció y obtuvo el control de muchos países y territorios en todo el mundo, en forma de colonias y protectorados principalmente. En su momento cumbre incluyó casi una quinta parte de la población mundial y cubrió casi una cuarta parte del planeta en lo que fue conocido como el Imperio Británico.

Inglaterra tiene una larga y rica historia y ha tenido una influencia considerable en muchos países, en particular por medio del idioma inglés, el sistema jurídico del derecho común y la Iglesia anglicana. Con el tiempo, muchos países también copiaron el sistema parlamentario inglés.


Gobierno y economía del Reino Unido

La forma de gobierno del Reino Unido es la llamada monarquía constitucional. La actual monarca del Reino Unido es la Reina Isabel II, quien también encabeza el estado. El primer ministro conduce el gobierno central y nombra a los demás miembros del gabinete. El Parlamento británico se compone de dos cámaras, la Cámara de los Comunes y la Cámara de los Lores; ambas se encuentran en Londres.

El Reino Unido es uno de los 28 estados miembros de la Unión Europea (el proceso de Brexit ha comenzado), pero no forma parte del espacio Schengen y no ha adoptado el euro. La moneda oficial del Reino Unido es la libra esterlina (GBP), a menudo denominada libra simplemente.

La revolución industrial comenzó en Gran Bretaña. La economía británica es ahora una de las economías más grandes del mundo y una de las tres principales economías de la UE. Por consiguiente, el Reino Unido es parte del G7 y el G20. Al igual que muchos otros países desarrollados, la mayor parte de la economía británica la constituye el sector de los servicios.

La mayoría de los extranjeros adinerados que desean reubicarse en el Reino Unido prefieren instalarse en Londres, aunque el Reino Unido cuenta con muchos otros lugares atractivos para vivir en él. Londres es la capital del país, cuenta con más de 8.5 millones de habitantes, y es uno de los principales destinos turísticos del mundo, con numerosos lugares de interés, como el Palacio de Buckingham y Piccadilly Circus. Londres es una verdadera ciudad internacional con residentes de todo el mundo.

Londres es uno de los principales centros financieros del mundo y hogar de la Bolsa de Londres. La industria de los servicios financieros es la industria más grande de Londres. Los bancos de todo el mundo tienen oficinas en esta ciudad; también hay una fuerte presencia de bancos suizos en ella.


Impuestos en el Reino Unido

El Reino Unido tiene un sistema de impuestos sobre la renta que es comparable a los sistemas fiscales de otras jurisdicciones europeas, pero sus modalidades lo hacen bastante complejo.

  • Impuesto sobre la renta: Las familias que se reubican en el Reino Unido, que no hayan optado por la tributación como personas no domiciliadas (ver más adelante), estarán sujetas a un impuesto sobre la renta progresivo en su ingresos mundiales, independientemente del origen de estos. Todos los ingresos deben ser declarados al HMRC, la autoridad fiscal del reino, ya sean ingresos por actividades personales dependientes o independientes, bienes raíces o bienes muebles.

    Se aplican tasas progresivas en relación con el tipo de ingreso recibido. La tasa estándar va del 20% al 45%, siendo la más alta la aplicable a cualquier ingreso por encima de 150,000 GBP. Los dividendos recibidos se gravan a una tasa especial que oscila entre el 10% y el 38.1%. Las ganancias de capital también están sujetas a impuestos. Dependiendo de su situación personal, se aplicaría una tasa de 10% o de 20% sobre las ganancias de capital obtenidas (una tasa de 18% o de 28% sería aplicada a ganancias sobre inmuebles residenciales e intereses devengados).

  • Impuesto sobre el patrimonio: El Reino Unido no recauda ningún impuesto al patrimonio de sus residentes.

  • Impuestos sobre herencias y donaciones: El Reino Unido recaba un impuesto sobre la herencia a todas las personas que tengan su domicilio en el Reino Unido. La tasa impositiva aplicable es del 40% y se aplica a los bienes globales de las personas fallecidas.

    El Reino Unido no recauda un impuesto directo sobre donaciones. Las transmisiones a perpetuidad (donaciones) sin embargo, se incluyen en el impuesto a la herencia si fueron recibidas en un plazo de siete años antes de la muerte del donante. En caso de que las transmisiones hayan tenido lugar menos de tres años antes, son incluidas por completo; pero si ocurrieron en un plazo de cuatro a siete años antes de la muerte del donante son incluidas solo parcialmente. Todas las donaciones otorgadas más de siete años antes, están exentas de impuestos.

    Las donaciones y herencias entre cónyuges domiciliados en el Reino Unido están exentas de impuestos. Los demás beneficiarios pueden recurrir a la llamada banda de tasa cero, de 325,000 GBP; es decir, una persona residente y domiciliada puede dejar a sus herederos hasta 325,000 GBP, sin que estos tengan que pagar el impuesto sobre la herencia. Con respecto al porcentaje de impuestos, es muy interesante que en el Reino Unido, a diferencia de otras jurisdicciones, no se hace distinción entre la cantidad heredada y la cercanía de la relación familiar.

  • IVA: En el Reino Unido se grava el impuesto al valor agregado (IVA). Al tiempo que la tasa mínima estándar es de 20% para la mayoría de los bienes y servicios, también se aplican tasas reducidas del 5% y 0% a artículos tales como algunos alimentos y el transporte público.

  • Impuesto de salida: Cuando las familias adineradas dejan el Reino Unido y se reubican en otra jurisdicción, no se les cobra ningún impuesto de salida sobre el patrimonio generado mientras residieron allí. Sin embargo, el impuesto sobre las ganancias de capital seguirá vigente por cinco años para quienes emigren; y el impuesto sobre herencias seguirá siendo aplicable a las personas domiciliadas en el Reino Unido, incluso después de haber cambiado de residencia.

Tratamiento fiscal especial para los extranjeros que se reubican en Londres o en otro lugar del Reino Unido

Los extranjeros que adquieren la residencia en el Reino Unido pueden beneficiarse de la llamada "tributación no domiciliada". Para entender completamente los beneficios de este sistema fiscal se tiene que conocer primero la diferencia entre residencia y domicilio.

Residencia y domicilio; la diferencia

Mientras que la mayoría de los países utilizan ambos términos indistintamente para referirse a las personas que viven en su jurisdicción, los británicos hacen una clara distinción entre la residencia y el domicilio:

  • El término residencia se utiliza en el Reino Unido para referirse a las personas que de hecho pasan algún tiempo en él (en ciertas condiciones se podía considerar como residente fiscal del Reino Unido a quien pase allí 46 días, ver más abajo).
  • Domicilio, o domicilio de origen, no es un concepto impositivo sino que denota esencialmente el país o estado que uno considera como su hogar permanente. Las personas descendientes de padre británico tienen su domicilio de origen en el Reino Unido. Pero si el padre británico de alguna persona no tenía como domicilio de origen el Reino Unido, muy bien podría tener la condición de no domiciliado en el reino. Domicilio se ha denominado "el lugar al que uno desearía retirarse después haber viajado y el lugar al que uno desearía regresar para vivir sus últimos años". El hecho de que una persona no viva en su tierra natal durante muchos años no lo excluye de ser considerado como domiciliado allí, siempre que tenga la intención de volver a vivir en ese país o estado.
  • Ya que el Reino Unido sigue el sistema del derecho común, el domicilio de una persona no es simplemente establecido por la ley, sino que puede ser decidido, en última instancia, por precedentes judiciales y ordenamientos jurídicos.

Por lo tanto, cuando alguien vive en el Reino Unido, podría calificar como residente domiciliado o como residente no domiciliado:

  • Todas las personas que califican como residentes domiciliados tributan conforme al régimen fiscal general del Reino Unido.
  • Mientras que las personas que califican como residentes no domiciliados tienen la posibilidad de beneficiarse de la tributación no domiciliada del Reino Unido.

La tributación no domiciliada

En virtud de las normas de la tributación no domiciliada, las personas que se hayan reubicado en el Reino Unido y que califiquen como no domiciliadas, pueden elegir entre:

  • tributar sobre la base de surgimiento de su patrimonio en todo el mundo y sus ingresos (lo que significa sujeción a impuestos sobre los ingresos y ganancias globales a medida que surjan, como se describió anteriormente),
    o bien,
  • tributar como persona no domiciliada sobre la base de remesas. En otras palabras:
    • solamente tributarán sobre los ingresos y ganancias originados en el Reino Unido (incluyendo las cuentas bancarias y valores del Reino Unido, aun cuando se conserven en otro país); y
    • sobre los ingresos y ganancias que se generen fuera del Reino Unido y posteriormente sean enviados a éste (la llamada base de remesas).

Por lo tanto, en el marco del sistema de tributación no domiciliada, es posible que las familias acaudaladas vivan completamente libres de impuestos en el Reino Unido, con la condición de que mantengan sus cuentas bancarias y otros activos, como las empresas privadas, sociedades de inversión privada, colecciones de arte u otros, fuera del Reino Unido.

Cualesquiera ingresos o ganancias de capital obtenidos fuera del Reino Unido y que permanezcan fuera del mismo (que no sean transferidos al Reino Unido), se mantendrán libres de impuestos. Solo cuando los ingresos y ganancias obtenidos sean transferidos al Reino Unido, en el mismo año o en un momento posterior, estarán sujetos a tributación. En este caso, se aplicarán las tasas impositivas estándar en el Reino Unido sobre la cantidad transferida.

Las reglas para la tributación no domiciliada pueden ser utilizadas durante los primeros siete años de residencia en el Reino Unido (no se tiene que presentar solicitud) sin ningún costo; una vez que una persona haya residido en el Reino Unido por siete de los últimos nueve años, deberá tributar una cantidad mínima anual de 30,000 GBP si desea continuar disfrutando de los beneficios de la tributación no domiciliada (60,000 GBP: 12 de los últimos 14 años).

Una vez que las personas no domiciliadas hayan residido en el Reino Unido por 15 de los últimos 20 años, se considerarán domiciliadas para efectos fiscales, y ya no podrán optar por tributar conforme al sistema para personas no domiciliadas. A partir de ese momento serán gravadas sobre la base del surgimiento de sus ingresos globales.

Impuestos sobre herencias y donaciones conforme a la tributación no domiciliada

El impuesto sobre herencias en el Reino Unido no se cobra a las personas no domiciliadas, excepto por los activos ubicados en el Reino Unido. Pero todas las personas que residan allí por lo menos 15 de los últimos 20 años, serán consideradas como domiciliadas para efectos fiscales en cuanto a herencias. Esto significa de hecho que las personas no domiciliadas serán incluidas como sujetos de impuestos sobre las herencias una vez que hayan vivido en Inglaterra, o en otro lugar del Reino Unido, por más de 14 años.

Diferencia entre los ciudadanos de la UE y los ciudadanos no comunitarios

Tanto los ciudadanos de la UE, incluyendo los del Espacio Económico Europeo (EEE) y Suiza, así como los ciudadanos no comunitarios que se reubiquen en Londres o en algún otro lugar del Reino Unido, pueden beneficiarse del sistema de tributación no domiciliada. Los ciudadanos no comunitarios, quienes generalmente son atraídos por este sistema, deben obtener, antes que nada, una visa de inversionista u otra. Más información cerca de la visa de inversionista Nivel 1 se puede encontrar aquí.


Beneficios de vivir en Londres

La mayoría de las personas que se reubican en el Reino Unido optan por hacerlo en Londres. Londres es un verdadero crisol de culturas que hace sentir como en casa muy rápidamente a las personas de diferentes países. Otro resultado de esta diversidad, y uno de los mayores atractivos de Londres, es que existe una increíble variedad de restaurantes que ofrecen comida de todos los rincones del mundo.

Londres tiene cuatro aeropuertos localizados dentro y fuera de la ciudad. Las personas que no quieran transitar por la ciudad en auto o a pie, puede utilizar el famoso sistema de metro londinense, el Tube. Londres ofrece una experiencia inigualable en las compras, una excitante vida nocturna, una gran escena cultural con teatro, musicales, museos, espectáculos de ballet y conciertos de excelente calidad. Es también la sede de grandes eventos deportivos, como el torneo de tenis de Wimbledon y es el hogar de los famosos equipos de futbol, como el Arsenal y el Chelsea.

La educación en Inglaterra

Una de las razones por las que las familias acaudaladas deciden cambiar su residencia a Londres es la variedad de excelentes escuelas y universidades privadas de gran reputación localizadas tanto en Londres como en sus alrededores. El resto del Reino Unido también cuenta con excelentes escuelas privadas y algunas de las mejores universidades del mundo, por ejemplo, la Universidad de Cambridge y la Universidad de Oxford. Aunque hay una gran cantidad de internados en el Reino Unido, la experiencia demuestra que muchos padres prefieren tener cerca a sus hijos y por tanto deciden trasladarse al Reino Unido.

Bienes raíces

Los bienes raíces en el Reino Unido pueden clasificarse por sus precios. Hablando del resto del mundo, siempre hay algo para el presupuesto de cada quien; pero Londres es algo distinto, ya que los inmuebles en esta ciudad son de los más caros del mundo. Algunos apartamentos y casas han cambiado de manos con precios superiores a los cien millones de libras esterlinas. Un pequeño apartamento en el centro de Londres fácilmente puede costar varios millones de libras.


Visas y permisos de residencia

Los residentes de la UE, del EEE, y unos cuantos países más (entre ellos Estados Unidos y Canadá) pueden viajar al Reino Unido sin tener que solicitar una visa de antemano. Un documento de viaje válido, es decir, la tarjeta de identidad o el pasaporte, es suficiente para entrar al país.

Los ciudadanos de otros países no comunitarios también requieren de un documento de viaje válido y se les aconseja verificar si la visa es necesaria para ellos, aunque generalmente lo es. Si una visa es necesaria, tendrá que ser válida para toda la duración de su estancia en el Reino Unido. Es necesario contar con los suficientes medios económicos para sostenerse a sí mismo y a sus dependientes, en caso de haberlos, durante su estancia, y para pagar el viaje de regreso. Se debe mostrar la documentación que demuestre lo anterior y, dependiendo del objetivo de su viaje, podría ser necesario proporcionar otros documentos probatorios.

Existen varios tipos de visas en el Reino Unido, según el tipo de visa que solicite podrá permanecer en el país por más o menos tiempo. Los ciudadanos no comunitarios adinerados que quieran cambiar su residencia al Reino Unido de forma permanente, pueden solicitar la visa de inversionista Nivel 1 que se describe en detalle a continuación.

Residencia en el Reino Unido - prueba de residencia para efectos fiscales

Para ser considerado residente al encontrarse en el Reino Unido, deberá cumplir con el reglamento de residencia que entró en vigor el 6 de abril de 2013. Estas normas de residencia legal en el Reino Unido, también llamadas pruebas de residencia, son, en pocas palabras, los criterios aplicables a su situación para determinar si se le puede considerar como residente de este país para efectos fiscales. Existen diferentes criterios aplicables a las personas que abandonan el Reino Unido o que llegan a él. No solo se toma en cuenta la cantidad de tiempo pasado en el Reino Unido, sino también los lazos o conexiones que tenga al momento de establecer su residencia fiscal en el mismo.

Lazos tales como tener familiares viviendo en el Reino Unido, tener un alojamiento y empleo u otro tipo de trabajo, son de gran relevancia en este contexto. Quienes llegan al Reino Unido pueden ser considerados residentes fiscales después solamente 46 días de estancia allí. Todas las personas que pasen más de 183 días al año en el Reino Unido, serán consideradas residentes fiscales del país.

Antes de cambiar su residencia al Reino Unido (Londres), debe verificar exactamente a partir de cuándo se le considerará como residente fiscal, conforme a la prueba de residencia legal. Especialmente cuando desee beneficiarse de la legislación para no domiciliados, podría ser necesario que reestructure sus asuntos antes de convertirse de hecho en residente fiscal del Reino Unido. Debido a que uno es considerado muy rápidamente residente fiscal en el Reino Unido, a menudo las personas reestructuran sus asuntos cuando es demasiado tarde.


Cómo convertirse en residente en el Reino Unido

El Reino Unido es parte de la UE y del EEE, donde se disfruta de la libre circulación de capitales, bienes, servicios y personas (esto aplica también a Suiza). Por lo tanto, los ciudadanos provenientes de estas jurisdicciones tienen la libertad de establecerse en el Reino Unido sin necesidad de solicitar una visa específica de antemano.

El programa de visa de inversionista Nivel 1

Las familias acaudaladas que deseen trasladarse al Reino Unido para vivir, por ejemplo, en Londres, pero que no provengan de la UE, del EEE o de Suiza, pueden, sin embargo, reubicarse en el Reino Unido si solicitan previamente una visa de inversionista Nivel 1.

Las condiciones para solicitar esta visa son:

  1. Tener más de 18 años de edad.
  2. Tener dos millones de GBP en fondos de inversión para invertir en el Reino Unido.
  3. Abrir una cuenta bancaria en el Reino Unido.
  4. Invertir los fondos de inversión (aprobados) en el Reino Unido.

Si usted cumple con dichas condiciones, el procedimiento para obtener una visa de inversionista Nivel 1 es relativamente sencillo; sin embargo, se recomienda utilizar un banco privado local o asesor local para ayudarle en este proceso.

Las condiciones detalladas:

  1. Edad. Necesita tener 18 años de edad al presentar la solicitud para la visa de inversionista Nivel 1. Los dependientes, como el cónyuge o pareja y los niños menores de 18 años, pueden acompañarlo con esta visa en ciertas condiciones.

  2. Dos millones de GBP. Con el fin de calificar para la visa de inversionista Nivel 1, es necesario tener por lo menos dos millones de GBP libremente disponibles en una institución financiera al momento de solicitar la visa. Cuando se presente la solicitud, dichos activos pueden todavía estar en una cuenta bancaria en otro país.

  3. Prueba de titularidad. Tendrá que demostrar que es el titular de dichos fondos. Es necesario proporcionar detalles de los activos y de la institución financiera donde estén depositados. Los activos pueden ser de su propiedad o de su cónyuge o pareja. En caso de que los activos hayan estado menos de tres meses en su posesión, deberá detallar la procedencia de los mismos. Debe tener la capacidad de transferir el dinero al Reino Unido y convertirlo en libras esterlinas.

    En caso de que el dinero provenga de su cónyuge o pareja, deberá proporcionar la documentación que pruebe la relación entre ustedes, misma que debe tener una duración de dos años por lo menos. Su cónyuge o pareja debe declarar por escrito que los fondos serán controlados por usted en el Reino Unido, y proporcionar una carta de un asesor jurídico confirmando tal declaración.

  4. Documentos. Los siguientes documentos deben entregarse en el centro donde solicite la visa, por lo menos:
    • Formulario de solicitud de visa debidamente llenado.
    • Pasaporte vigente.
    • Una fotografía tamaño pasaporte en color.
    • Dependiendo del lugar donde provenga, podría necesitar someterse a una prueba para detectar la tuberculosis.
    • Si usted es residente de una jurisdicción en la cual no sea ciudadano, debe mostrar su permiso para residir en ese país (visa, permiso de residencia u otro).
    • Pasaportes anteriores.
    • Deberá proporcionar un certificado de no antecedentes penales expedido por las autoridades de cada país donde haya vivido por más de 12 meses en los últimos diez años.
    • Sus huellas digitales y fotografía; que deben ser tomadas en el centro de solicitud de visa en el Reino Unido.
    • Todos los documentos deben ser presentados en originales. Todos los documentos que no estén redactados en inglés o en galés deberán presentarse con la correspondiente traducción certificada.
    • Dependientes. Todos los documentos y requisitos anteriores también son aplicables a sus dependientes, en caso de que deseen solicitar la visa para dependientes. Además, los dependientes deben presentar en original:
      • Prueba de su relación con el solicitante principal: acta de matrimonio, acta de nacimiento, etc.
      • Una copia del pasaporte del solicitante principal que demuestre su permiso para permanecer en el Reino Unido o bien la visa ya emitida.
      • Prueba de que el solicitante principal tiene suficientes medios económicos para sostener al dependiente.
      • En caso de que el dependiente sea menor de edad, un documento que demuestre la determinación de los padres de sostener económicamente al dependiente.

  5. Cuenta bancaria en el Reino Unido. Es necesario abrir una cuenta en un banco privado ubicado en el Reino Unido. Una vez que los fondos sean invertidos en el Reino Unido, deberán mantenerse en el mismo banco.

  6. Inversión de los fondos. Un monto de dos millones de GBP debe ser totalmente invertido en una cartera que se mantendrá en el Reino Unido y será administrada por su banco privado ubicado en el mismo país. Dicha cantidad debe ser invertida por completo en los tres meses siguientes a su llegada al Reino Unido o en los tres meses siguientes a la fecha de aprobación de la visa. Las inversiones idóneas son en bonos del gobierno del Reino Unido, en capital social de empresas registradas en el Reino Unido, o en préstamos otorgados a empresas registradas en el Reino Unido (bonos).

    No se permite invertir en empresas que se dediquen principalmente a inversiones inmobiliarias, ni al desarrollo o administración de inmuebles. En lugar de mantener una cartera de inversiones en un banco privado, puede también, por supuesto, invertir directamente en empresas registradas en el Reino Unido. El capital invertido originalmente tiene que mantenerse en la misma cartera de inversiones por toda la duración de la visa.

El costo de la solicitud de visa de inversionista Nivel 1 es de 1,500 GBP. Por cada dependiente se debe pagar adicionalmente 1,500 GBP. Como parte del proceso también se tiene que pagar el recargo por servicios de salud del Reino Unido. La cantidad que debe pagarse depende, entre otros, de su edad; y se puede calcular aquí.

Vigencia

Normalmente le toma un mes a las autoridades del Reino Unido decidir acerca de su solicitud de visa. Una vez emitida, la visa de inversionista Nivel 1 tiene una vigencia de tres años y cuatro meses. Mientras mantenga la inversión de dos millones de GBP, de acuerdo con las normas actuales, usted podrá solicitar extensiones de visa un número ilimitado de veces.

Cuando haya obtenido la visa de inversionista Nivel 1, no tiene que convertirse en residente permanente del Reino Unido. También puede utilizar esta visa para visitar regularmente el Reino Unido, sin necesidad de solicitar una visa temporal en cada ocasión. Si tiene la intención de utilizar la visa con este propósito específico, se recomienda que vigile cuidadosamente la cantidad de días que pasa en el Reino Unido, y otras conexiones que pueda tener con el Reino Unido, para no convertirse en residente fiscal por accidente.

Residencia permanente

Como parte del proceso de solicitud de la visa de inversionista Nivel 1, se le expedirá un permiso biométrico de residencia. Esto es solamente un permiso de residencia temporal. Si desea obtener la residencia permanente en el Reino Unido, (permiso de permanencia indefinida) el principal inversionista debe haber pasado por lo menos 185 días al año por cinco años en el Reino Unido, calculados a partir de la fecha de solicitud de la residencia permanente. Una vez obtenido el permiso de residencia permanente ya no tendrá la obligación de mantener sus inversiones con las restricciones aplicadas a la visa de inversionista Nivel 1. Los dependientes pueden ser elegibles también para la residencia permanente en el Reino Unido.

Residencia permanente - vía rápida

Las familias acaudaladas que deseen obtener lo más pronto posible un permiso de residencia permanente, pueden usar la vía rápida. Deberán invertir diez millones o cinco millones de GBP para obtener la visa de inversionista Nivel 1 (en lugar de los dos millones de GBP mencionados anteriormente), de esa forma podrán solicitar la residencia permanente después de haber pasado solamente dos o tres años, respectivamente, en el Reino Unido. También en este caso tendrá que haber permanecido un mínimo de 185 días al año en el Reino Unido. La opción de la vía rápida solamente está disponible para el inversionista principal.


La ciudadanía británica

Con el tiempo, hay muchas probabilidades de que las familias adineradas extranjeras obtengan un pasaporte británico. Los requisitos que deben cumplirse para solicitar la ciudadanía británica son:

  • Haber pasado cinco años en el Reino Unido.
  • Haber obtenido el permiso de residencia permanente (permiso de permanencia indefinida) por lo menos en los últimos 12 meses.

Otras condiciones importantes para calificar para obtener el pasaporte son:

  • No haber pasado más de 450 días fuera del Reino Unido en los últimos cinco años.
  • No haber pasado más de 90 días fuera del Reino Unido en los 12 meses anteriores a su solicitud.
  • No tener antecedentes penales graves o recientes.

Para obtener el pasaporte británico no es necesario renunciar a su nacionalidad; por tanto, es posible tener una doble nacionalidad cuando haya obtenido la nacionalidad británica. La solicitud de ciudadanía británica puede ser rechazada.


Salir de su país de residencia y trasladarse al Reino Unido

Aunque cambiar de residencia al Reino Unido es una posibilidad atractiva para una gran cantidad de familias acaudaladas, es necesario considerar cuidadosamente las peculiaridades de esta jurisdicción antes de cambiarse.

La mayoría de las familias cuyo país de origen sigue el sistema jurídico del derecho civil, no distinguen entre la residencia y el domicilio, lo que puede crear confusión. La tributación sobre la base de remesas suena bastante simple, pero en realidad, cuando estas reglas son aplicadas en específico se cometen errores fácilmente. También el hecho de que usted podría ser considerado como residente fiscal del Reino Unido, sin haber obtenido antes la visa de inversionista Nivel 1, o al revés, haber obtenido dicha visa sin ser residente del Reino Unido, para efectos fiscales, es algo que se debe tener en cuenta.

Si usted estructura su patrimonio correctamente antes de cambiar de residencia al Reino Unido y conserva un patrimonio considerable, la tributación no domiciliada puede ser muy atractiva. También se debe tener en cuenta que el Reino Unido ha firmado muchos tratados internacionales para evitar la doble tributación y otros países han establecido reservas con respecto a antiguos residentes que utilizan el sistema de tributación no domiciliada del Reino Unido. Si este es el caso, esos residentes podrían no ser capaces de beneficiarse del sistema de tributación no domiciliada para todos los tipos de ingresos que reciban desde la jurisdicción anterior.


Dar el paso

Si usted está pensando en mudarse al Reino Unido y obtener una visa de inversionista Nivel 1, debe asegurarse de que un banco privado local, una family office multifamiliar o un abogado especializado le guíen durante el proceso. Si desea recibir más información sobre los beneficios y las posibilidades de una reubicación en el extranjero, póngase en contacto con nosotros. Esperamos nos permita asistirle.

Autor: , LLM, TEP
Este texto es una traducción. En caso de que existiera alguna duda, por favor consulte el texto original en inglés.
© Derechos de autor

Aviso legal:
La información proporcionada en esta página, con respecto al sistema tributario y los criterios para obtener la residencia, es de carácter general y no debe considerarse como asesoramiento legal o fiscal ni como invitación para obtener clientes para servicios legales o fiscales. Aunque toda la información es actualizada con regularidad, algunos datos podrían haber cambiado.


Página siguiente: Reubicación en la Isla de Jersey →‏