powered by
Sus intermediarios con las family offices multifamiliares
¿Reubicarse en Mónaco contribuye a sus objetivos?
Aproveche los conocimientos y experiencia
  de un asesor patrimonial líder en su campo
Mónaco ofrece un ambiente sofisticado
  para la familias internacionales
FOSS brinda asesoramiento independiente e imparcial

Reubicación en Mónaco

Vivir en Mónaco es un gran privilegio, su población total es menor a 40,000 residentes, de los cuales solamente 8,500 son ciudadanos monegascos. Situado en la hermosa costa del Mediterráneo, el Principado de Mónaco goza de un clima excepcionalmente agradable y año con año atrae nuevos residentes que se mudan a Mónaco para disfrutar de seguridad, estabilidad y atractivas condiciones fiscales.

¿Tiene preguntas?

Contáctenos en:

+41 58 819 65 50
info@switzerland-family-office.com

Continúe leyendo o contáctenos ahora para más información.


Contenido:

  1. Historia de Mónaco
  2. Gobierno y economía de Mónaco
  3. Impuestos en Mónaco
  4. Tratamiento fiscal especial para los extranjeros que se reubican en Mónaco
  5. Ventajas de vivir en Mónaco
  6. Visa y permiso de residencia
  7. Residencia en Mónaco
  8. Ciudadanía en Mónaco
  9. Salir de su país de residencia y trasladarse a Mónaco
  10. Dar el paso


Historia de Mónaco

Por más de 700 años el Principado de Mónaco ha sido gobernado por la familia Grimaldi con breves interrupciones. No fue sino hasta 1419 que Mónaco se convirtió en un estado totalmente independiente. Alrededor del año 1612, Honoré II de Mónaco se proclamó Príncipe, pero pasaron varias décadas antes de que los países vecinos reconocieran su título.

Al paso de los siglos, Mónaco ha estado bajo la influencia de los países vecinos alternativamente, pero desde 1860 ha estado afiliado a Francia de una u otra manera. Mónaco es el segundo estado más pequeño del mundo, justo después de la Ciudad del Vaticano.


Gobierno y economía de Mónaco

Su Alteza Serenísima el Príncipe Alberto II de Mónaco es el actual monarca reinante. Es hijo de Rainiero III, Príncipe de Mónaco, y de Grace Kelly, la actriz estadounidense.

Mónaco es una monarquía constitucional con el príncipe en calidad de jefe de Estado. El parlamento de Mónaco se compone de 24 miembros. Aunque Mónaco es una monarquía constitucional, la familia Grimaldi sigue teniendo un poder considerable.

Mónaco, que en realidad es una ciudad-estado, es el país más densamente poblado del mundo, con más de 18,000 habitantes por kilómetro cuadrado. Su idioma oficial es el francés, pero debido al gran número de extranjeros que se han reubicado en Mónaco en los últimos años, el inglés, el italiano y otros idiomas ahora son de uso común. Aproximadamente una cuarta parte de los residentes de Mónaco también hablan monegasco, el lenguaje tradicional de la gente del lugar.

La economía de Mónaco

La industria de la alta tecnología, el turismo (incluidos los juegos de azar), los servicios financieros y los bienes de lujo son los principales sectores económicos del Principado.

Los negocios en Mónaco generalmente se llevan a cabo de una manera sostenible y respetuosa del medio ambiente. Aunque Mónaco no es miembro de la Unión Europea, su moneda oficial es el euro y es, a través de Francia, prácticamente integrante del espacio Schengen.

Mónaco tiene una estrecha cooperación e interconexión con Francia en una gran variedad de aspectos. Por ejemplo, existe una unión aduanera entre Mónaco y Francia, y Mónaco depende de Francia para su defensa. La cauta supervisión y regulación de su industria bancaria es llevada a cabo por las autoridades francesas de supervisión financiera.

Mónaco es uno de los pocos países del mundo que no tienen deuda pública en absoluto.


Impuestos en Mónaco

  • Impuesto sobre la renta: Una de las características principales de Mónaco es el hecho de que ningún impuesto sobre la renta es aplicado a los residentes monegascos. Esta "tradición" fiscal ha estado en vigor desde 1869. En aquella época eran tantos los ingresos generados por la familia Grimaldi, a través de sus casinos, que el príncipe gobernante en ese entonces, Carlos III, decidió dejar de cobrar impuestos a los residentes de Mónaco. Uno de los efectos secundarios favorables de esta decisión fue que las familias adineradas de toda Europa se sintieron atraídas por el principado. La mayoría de la gente ignora que desde aquel entonces las personas adineradas comenzaron a trasladarse a Mónaco.

    Quienes se reubican en Mónaco hoy en día siguen estando exentos del pago del impuesto sobre la renta (los ingresos y las ganancias de capital están totalmente exentos). Solamente quienes tienen la nacionalidad francesa y cambian su residencia a Mónaco no pueden disfrutar de este beneficio, porque el 18 de mayo de 1963 Francia y Mónaco firmaron un tratado bilateral a este respecto. En él se estipula que las personas físicas de nacionalidad francesa:

    • que transfirieron su domicilio o residencia a Mónaco —independientemente de su país de procedencia— después del 17 de mayo de 1963; o
    • que no puedan demostrar que han vivido en Mónaco desde el 13 de octubre de 1957 o antes,

    serán sometidas a impuestos en Francia, bajo el régimen del impuesto sobre la renta al contribuyente, como si residieran o hubieran cambiado su domicilio a Francia.

    Como resultado de esto, los ciudadanos franceses que se reubican en Mónaco son, no obstante, sujetos fiscales en Francia, como si estuvieran domiciliados allí (aunque residan o tengan su domicilio en Mónaco).

  • Impuesto sobre el patrimonio: Mónaco tampoco recauda impuestos sobre el patrimonio (excepto a los ciudadanos franceses que se han reubicado en Mónaco, como ya se dijo).

  • Impuestos sobre herencias y donaciones: Contrariamente a lo que la mayoría cree, Mónaco sí recauda impuestos sobre herencias y sobre donaciones (impuesto sobre la translación de dominio) de las familias que viven en Mónaco, pero estos se limitan a bienes muebles e inmuebles situados en el Principado (el llamado "impuesto situs"). El tipo impositivo aplicable depende de la relación entre la persona fallecida y el beneficiario. El tipo impositivo aplicable a los hijos, cónyuges y también a los padres es de 0 %. Por lo tanto, de hecho, en la mayoría de los casos, no se recauda ningún impuesto sobre las herencias.

  • Impuesto del timbre e IVA: El impuesto del timbre es pagadero sobre propiedades registradas hasta un 7.5 %. El impuesto al valor agregado (IVA) es gravado a una tasa del 20 %.

  • Impuesto de salida: Mónaco no estipula ningún impuesto de salida para las personas que deciden dejar Mónaco y trasladarse a otra jurisdicción.

Tratamiento fiscal especial para los extranjeros que se reubican en Mónaco

No existe un régimen fiscal especial aplicable a los extranjeros que establecen su residencia en Mónaco.


Ventajas de vivir en Mónaco

Los residentes de Mónaco gozan de un clima excepcional. Situado en la base del triángulo que forman Portofino, Porto Cervo y Saint-Tropez, Mónaco está a solo 30 kilómetros del aeropuerto internacional de Niza, que sirve a 130 destinos.

La calidad de su sistema de salud, la seguridad para los residentes y sus bienes, y un ambiente multicultural —personas de 120 nacionalidades diferentes se han reubicado en Mónaco en los últimos años—, hacen de Mónaco uno de los más codiciados lugares para residir. En las últimas décadas, han sido tantas las familias adineradas que decidieron trasladarse a Mónaco que casi un tercio de sus residentes son millonarios.

La escena cultural del lugar es muy vibrante, con gran cantidad de eventos musicales, culturales, artísticos y circenses, además de un calendario deportivo de eventos de clase mundial, como el Gran Premio de Fórmula Uno, el Rolex Masters de tenis, el Rally de Montecarlo, el Jumping International, etc.

Escuelas

Mónaco tiene excelentes escuelas bilingües e internacionales para niños y jóvenes extranjeros. El sistema escolar monegasco ha sido aprobado por las autoridades francesas, lo que significa que los jóvenes educados en Mónaco pueden asistir a las universidades en Francia o en cualquier otro lugar. Mónaco también cuenta con su propia universidad, la Universidad Internacional de Mónaco.

Los precios de los bienes raíces son altos, pero el hecho de poder vivir en Mónaco prácticamente libre de impuestos, compensa la diferencia para la mayoría de sus residentes. También vale la pena señalar que los precios de los bienes raíces se han recuperado sin ningún problema de las crisis financieras pasadas, y como la cantidad de dichos bienes siempre será limitada, la situación no cambiará mucho en el futuro.


Visa y permiso de residencia

El primer paso para residir en Mónaco es, de hecho, entrar a Mónaco. Para los ciudadanos de la UE y del espacio Schengen (Suiza, Liechtenstein, Andorra) es muy fácil, solo necesitan mostrar un documento de viaje vigente (pasaporte o tarjeta de identificación). Los ciudadanos de la UE tendrán que consultar si necesitan visa para el espacio Schengen. La visa para Mónaco será necesaria siempre que Francia requiera una. Ésta se puede obtener en una embajada o consulado francés.

Si desea permanecer más de tres meses en Mónaco, tendrá que solicitar un permiso de residencia a las autoridades locales.


Residencia en Mónaco

Las principales condiciones para convertirse en residente de Mónaco son:

  1. Rentar o adquirir un bien inmueble en Mónaco
  2. Entregar un certificado de no antecedentes penales de su jurisdicción original
  3. Abrir una cuenta en un banco privado en Mónaco

El procedimiento para solicitar la residencia es relativamente simple; pero se recomienda acudir a un asesor local o banco privado para obtener ayuda al respecto.

Las condiciones a cumplir son las siguientes:

  1. Bienes. El solicitante tiene la libertad de adquirir o rentar bienes inmuebles. Si se renta un inmueble, debe ser por un período no menor a 12 meses. El inmueble debe ser de un tamaño suficiente para sus necesidades personales o familiares. Para la solicitud debe proporcionarse una copia de la escritura notariada del inmueble adquirido, o bien una copia del contrato de alquiler registrado ante la autoridad fiscal monegasca, y un recibo del servicio de electricidad.

  2. Documentación administrativa. Al menos se deben proporcionar los siguientes documentos:
    • Pasaporte vigente y los de sus hijos menores de 16 años, si corresponde, además de una visa de larga duración si esto aplica a su situación particular
    • Acta de nacimiento
    • Certificado de matrimonio o divorcio, según corresponda
    • Un certificado de no antecedentes penales emitido por las autoridades de la jurisdicción de residencia anterior. Dicho documento debe cubrir los últimos cinco años de residencia. Si no vivió allí por lo menos cinco años, necesitará un certificado expedido por la jurisdicción en la que haya vivido anteriormente
    • Su CV y antecedentes generales, incluyendo el origen de su patrimonio
    • Un seguro médico válido en Mónaco
    • Una copia completa del formulario oficial de la solicitud

    En todos los casos, todos los documentos deben presentarse en su formulario original en francés, inglés o italiano. Esto significa que, generalmente, tendrá que contratar la traducción de dichos documentos con un traductor calificado.

  3. Cuenta bancaria. Es necesario depositar una cantidad suficiente en una cuenta en un banco privado local para demostrar que puede sostenerse financieramente por su cuenta. Este banco privado emitirá una carta de referencia para que usted la presente a las autoridades.

Y finalmente, tendrá que entrevistarse con las autoridades locales con respecto a su solicitud; si las autoridades la aprueban, recibirá un permiso de residencia dentro de seis semanas. Después de haber recibido el permiso de residencia y de haberse trasladado a Mónaco, tendrá que renovar con regularidad dicho permiso durante los primeros diez años de su estancia.

También puede obtener un permiso de residencia si desea establecer un negocio en Mónaco; pero los detalles de esta opción no corresponden a este artículo.

Solicitud de ciudadanía

La solicitud de ciudadanía monegasca debe dirigirse al Príncipe de Mónaco. Él decide soberanamente sobre la petición y su decisión es inapelable. También es el único que puede eximir de las condiciones anteriores a algún solicitante. Esto significa que puede tomar la decisión de otorgar la ciudadanía a una persona sin necesidad de que ésta haya residido en Mónaco por diez años.


Ciudadanía en Mónaco

No es fácil obtener la ciudadanía monegasca. No existe ningún programa especial de ciudadanía (como sería un programa de visado para inversionistas en Mónaco) tal como existe en otras jurisdicciones, y la ciudadanía normalmente solo es otorgada a personas que hayan residido en Mónaco por al menos diez años consecutivos después de los 18 años de edad.

Para obtener la nacionalidad monegasca uno debe renunciar a la nacionalidad que tenga. Así que no es posible obtener un pasaporte de Mónaco como segundo pasaporte.

Solicitud de ciudadanía

La solicitud de ciudadanía monegasca debe dirigirse al Príncipe de Mónaco. Él decide soberanamente sobre la petición y su decisión es inapelable. También es el único que puede eximir de las condiciones anteriores a algún solicitante. Esto significa que puede tomar la decisión de otorgar la ciudadanía a una persona sin necesidad de que ésta haya residido en Mónaco por diez años.


Salir de su país de residencia y trasladarse a Mónaco

Una vez que haya obtenido su permiso de residencia y se haya trasladado a Mónaco, tendrá la autorización y la obligación de permanecer en Mónaco al menos tres meses al año.

Ya que una gran cantidad de jurisdicciones considera como residente a cualquiera que haya permanecido en ellas por más de seis meses, las personas que deseen reubicarse en Mónaco deben asegurarse de que realmente dejarán su país de residencia. Esto es aún más importante en el caso de la reubicación en Mónaco, ya que éste no recauda ningún impuesto sobre la renta ni sobre el patrimonio.


Dar el paso

Si está pensando mudarse a Mónaco, es importante que se asegure de que un banco privado, una family office multifamiliar o un abogado especializado le guíen durante el proceso. Si desea recibir más información sobre los beneficios y las posibilidades de una reubicación en el extranjero, póngase en contacto con nosotros. Esperamos nos permita asistirle.

Autor: , LLM, TEP
Este texto es una traducción. En caso de que existiera alguna duda, por favor consulte el texto original en inglés.
© Derechos de autor

Aviso legal:
La información proporcionada en esta página, con respecto al sistema tributario y los criterios para obtener la residencia, es de carácter general y no debe considerarse como asesoramiento legal o fiscal ni como invitación para obtener clientes para servicios legales o fiscales. Aunque toda la información es actualizada con regularidad, algunos datos podrían haber cambiado.


Página siguiente: Reubicación en Singapur →‏